The One: El amor ideal según Netflix

The One, la nueva serie de ciencia ficción de Netflix, pone el foco en las relaciones en la era de las redes sociales.


Si te dijeran que con una prueba de ADN podes encontrar al amor de tu vida, esté dónde esté, sin importar si estás soltero o no, ¿Lo harías? Ese es el dilema que plantea The One, la nueva serie original de Netlifx, basada en la novela homónima de John Marrs. Una app, que surge como la solución para quienes no logran encontrar pareja en otras aplicaciones, se convierte en la causa de ruptura de muchos matrimonios. 

Hannah Ware interpretando a Rebecca Webb en The One
Rebecca Webb, funadadora de The One

Si bien la trama es la de un policial – un crimen sin resolver perpetrado para proteger los intereses de la compañía – lo interesante de The One es lo que ocurre de fondo con la nueva app, todas las situaciones que surgen a medida que ésta empieza a influir en los comportamientos de las personas y las nuevas historias entre personajes, que de otra manera jamás se hubieran cruzado.

La aplicación The One (El elegido) creada por la calculadora y ambiciosa científica Rebecca Webb (Hannah Ware) presenta la posibilidad de encontrar al amor de la vida a partir de estudios de ADN. Las personas que son emparejadas, al conocerse, experimentan la sensación de enamoramiento instantáneo, como ocurre en algunas especies debido a una combinación de hormonas y predisposición genética. Pero, a medida que avanza la serie surgen las preguntas: ¿El amor es sólo una reacción química? ¿Alcanza con eso para ser felices? ¿Es sólo la atracción y la certeza de que esa persona es la indicada lo que garantiza la felicidad y que una pareja funcione o son, por el contrario, las experiencias compartidas, el crecer y sobreponerse juntos a las dificultades lo que termina transformando ese flechazo inicial en verdadero amor? ¿Se puede amar a alguien creyendo que allá afuera hay alguien mejor, con quien, aparentemente todo sería perfecto? 

Nick y Kate, dos policías que investigan a Rebecca Webb mientras sus vidas son atravesadas por la App The One.

Las parejas en la serie deben enfrentarse a estos interrogantes y sus reacciones son de lo más variadas: Hay quienes deciden emparejarse (hacer match) para sacarse la duda y destruyen sus familias en el proceso, quienes se niegan a hacerlo por respeto o temor y hasta quienes intentan averiguar cuál es el match de su pareja para tratar de impedir que se conozcan. 

The One plantea un debate sobre la naturaleza del amor, en esta era de sobreinformación dónde la posibilidad de tener todo a un click de distancia nos produce  ansiedad y la sensación de estar perdiéndonos algo constantemente. FOMOFeeling of missing out- pero para  las relaciones interpersonales. 

rebecca web besa a su match en la playa
La trama de The One también da vistazos al pasado de la CEO, Rebecca Webb.

Del estilo de Black Mirror o Years and Years, esta nueva serie británica nos presenta un futuro no muy lejano que resuena en nuestro presente, donde conocer a alguien y entablar una relación sana depende cada vez menos del azar y  cada vez más de un algoritmo que nadie sabe bien cómo funciona. Cuando apenas estamos empezando a entender que el producto que comercializan las redes sociales es nuestra atención y no los servicios que aparentemente nos brindan, The One habla de hasta qué punto una corporación que ve a las personas como números – y como una mercancía a la sensación de satisfacción que ofrecen – busca realmente la felicidad de sus usuarios o justamente lo contrario: Mantenernos enganchados, en la búsqueda constante.

hannah en una escena de the one serie de netflix
Hannah es uno de los personajes que más se ve afectado por el match de ADN.

Hacer match

El algoritmo de Tinder parece asignar un puntaje a cada usuario en base a su cantidad de matches, calidad de fotos y perfiles. Presenta opciones que podrían llegar a interesarte, como cualquier add publicitario, pero con personas, sumándole además el elemento del misterio, casi lúdico. Pero, ¿realmente nos muestra gente para que encontremos la pareja ideal -como prometen- o lo hacen a medias, a fin de que uno no desinstale la app y siga buscando, constantemente frustrado o a la espera de una oferta mejor?

Los que usamos Tinder, ¿Lo hacemos sólo para buscar una pareja estable o pasajera o para ver si podemos hacer match con una persona que en situaciones normales ni nos miraría? ¿Es realmente ganas de conocer a alguien o de sacarse las dudas? ¿Es una búsqueda, con una meta o simplemente un pasatiempo? No queda claro y The One explota eso, llevándolo al extremo.

pantalla de celular con app de tinder
Tinder es la aplicación de citas más usada en el mundo.

Esta serie busca interpelarnos en estos tiempos de cuarentenas y videollamadas, donde la línea entre la realidad y la virtualidad parece haberse desdibujado. Mientras nos debatimos entre si es necesario retomar la vida cómo era antes o simplemente adaptarnos a estos cambios, surge una nueva pregunta: ¿Realmente nos estamos relacionando? Miren The One, y si, más allá de la trama, lo que propone les hace ruido, ahí tienen su respuesta.

imagen promocional de the one netflix
Netflix no ha confirmado una segunda temporada de The One pero, se espera que lo haga pronto.

Comments

  1. Julio Damián Todesco Responder

    Muy buena reseña. Ya me dieron ganas de verla. Felicitaciones.

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.