Viernes Santo, teatro y pandemias

Cada Viernes Santo, desde el siglo XV el pueblo de Oberammergau recrea la Pasión de Cristo para alejar a las pandemias. 

Anoche no me podía dormir y me crucé de casualidad con un documental sobre La Pasión de Oberammergau. Es un pueblito en Baviera donde una vez cada 10 años, todo el pueblo recrea la Pasión de Cristo. Es una tradición que se remonta al 1634, cuando la peste bubónica azotaba a toda Europa y en especial a esa región. 

Desesperados ante la cantidad de muertes, los habitantes de Oberammergau le prometieron a Dios que si frenaba la plaga, interpretarían las escenas de la muerte de Jesús por siempre, como acción de gracias. El milagro ocurrió y la epidemia pasó de largo, sin tocar a la aldea. 

vista aerea del pueblo de Oberammergau, Alemania

Desde entonces, cada una década cumplen con su promesa. El pueblo cuenta con 5000 habitantes de los cuales 2400 forman parte del elenco y 800 son actores en escena. Por ley, todos los ciudadanos o residentes tienen derecho a interpretar algún papel y se hace una consulta popular para determinar quiénes deben interpretar los papeles principales. El elenco se anuncia con gran pompa en la plaza central en una gran pizarra,  captando la atención de la prensa internacional.

Otro dato curioso: Llegado el mes de octubre, el alcalde proclama un decreto por el cual, todos los ciudadanos seleccionados para papeles principales, secundarios o figurantes –salvo los que hacen de romanos– no puedan cortarse el pelo ni afeitarse. Se lo toman muy en serio.  Me causa gracia porque es la fecha que yo suelo pedirle lo mismo a mis bailarines. Nuestro show está ambientado en la era victoriana y necesitamos que esos peinados se vean realistas. 

actores interpretando la pasión de Oberammergau en Alemania
El anfiteatro de Oberammergau, con capacidad para 4300 espectadores.

Volviendo a Oberammergau: A lo largo de los años, está tradición se convirtió en el alma del pueblo y además en su principal ingreso económico. Miles de turistas viajan de todo el mundo para ver la función, que se repite desde mayo  hasta octubre más de 100 veces. Una costumbre católica que surgió en medio de una epidemia pero que hoy es un evento ecuménico dónde confluyen todas las religiones, clases sociales y generaciones.  

Por esas vueltas del destino, es la primera vez que la obra debe posponerse y la culpable es otra pandemia. 20 de marzo de 2020, El director llora al anunciar la nueva fecha, convencido que esta vez, el aislamiento a causa del covid-19 es el único remedio para frenar los contagios. No quiere poner en riesgo a su elenco, eso condenaría a todo el pueblo y no podrían seguir cumpliendo con su promesa. Incluso ofrecieron una misa, para explicarle a Dios que el show sigue en pie, pero con fecha reprogramada. 

Christian Stückl director de la pasión de Oberamergau llorando
Christian Stückl, director de La Pasión anuncia que la obra se postergará hasta 2022, debido al Covid-19

Exactamente un año después, la Canciller Alemana Angela Merkel anunció mayores restricciones para frenar un fuerte rebrote de la pandemia. Con otra Pascua a la vuelta de la esquina y los números de contagios aumentando exponencialmente, el cálculo de los habitantes de este pequeño pueblito fue más que acertado. En 2022 y con, recemos, gran cantidad de la población mundial ya vacunada, volverán a recrear su historia. Tal vez, en los próximos siglos La Pasión de Oberammergau ya no sea vista como una obra de teatro que espanta las pestes, sino como un símbolo de Resurrección tras las pandemias.  

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.